Declaración

verde y azul.jpg

Pinto mis pasiones y las de otras personas con el fin de mejorar nuestra calidad de vida. Mi obra nace del corazón y logra transmitir energía positiva hacia el espectador, un capricho o deseo a través de la pintura. A la vez durante mis días grises, transformo sentimientos negativos y oscuros en vida y color.

 

Mi obra está conformada por más de treinta años de práctica y persistencia; es intensa y armónica y está ejecutada con varias capas de óleo y acrílico de manera cautelosa, hasta que el mismo lienzo me dice “detente”.

 

Mi paleta de color revela mi personalidad sensible y receptiva, y los trazos en movimiento sugieren mi pensamiento en constante cambio y evolución. Mi trabajo creativo es una combinación entre el Arte pop; visto como un movimiento global y social, en oposición a la cultura elitista existente en bellas artes. Complementándose con el Hiperrealismo; donde su enfoque principal es la reproducción fiel y casi fotográfica de la realidad. Esta fusión yo la denomino Hiperpop.

Creo sobre cualquier tipo de superficie personajes de la cultura pop, haciendo homenaje a diversos íconos que han dejado un legado en nuestra sociedad con los cuales me identifico. Por otro lado, reinterpreto la inocencia y naturalidad de los animales con una inmensa paleta de colores y en ocasiones ilustro personajes ficticios que cuentan una historia a partir de una problemática real de nuestra sociedad, como lo es la desigualdad y el sufrimiento de nuestros campesinos.

 

Me dejo guiar por el lienzo al expresar sobre él mismo mis conflictos emocionales no resueltos, de una manera contradictoriamente alegre y fluida.

Lo que hoy produzco es sencillamente el reflejo de la existencia humana en una metrópolis atractivamente caótica que está conformada por factores positivos y negativos. Mi enfoque principal son personajes influyentes y no influyentes con quienes me conecto por su humildad y tenacidad como Frida Kahlo y Marilyn Monroe. A la vez me impacta la fuerza de la vida salvaje confrontada con la vida urbana y la esencia del ser humano, y en ocasiones dibujo un mundo ficticio que se recrea en mi mente a raíz de la evolución absurda del mundo y de un país complejo y maravilloso como Colombia. Siempre busco exponer una perspectiva real y vulnerable por medio de un trazo firme y positivo.

La vida cambia constantemente, por ende, el arte también. El único territorio donde me siento segura es cuando estoy pintando, es mi mejor herramienta para transmitir y realzar los deseos de los demás y los míos. Crear es conocerse a sí mismo. Por medio de la meditación del uso de la pintura, la lectura y el diálogo ocasional con diversas personas de diferentes núcleos sociales o comunidades, adquiero conciencia que en situaciones turbias me lleva a la lucidez teniendo como base la tolerancia y el autoconocimiento. Para crecer y evolucionar debemos interactuar, comprender y escuchar.

firma gris clarito.png

@2021 Silvana Pabón All rights reserved